Sinergia o entropía ¿Sabemos trabajar en grupo?

Alguien dijo “En la sociedad moderna nacemos, crecemos, aprendemos, trabajamos, nos divertimos, nos relacionamos e incluso morimos dentro de las organizaciones.”

No nos damos cuenta de ello y somos como el pez que todo el tiempo buscaba el océano y no se daba cuenta que estaba inmerso en él.

Vivimos rodeados de personas, sin embargo nos cuesta armonizar con los demás para trabajar en grupo.

Cuando nos piden que formemos grupos de trabajo, en el ámbito laboral, en la escuela, en la facultad, en un club, etc.  muchas veces supone dificultades, del tipo de “Jorge no trabaja”, “Mario hace que trabaja, pero no hace mucho”, “A Elena siempre le pasa algo y no puede cumplir con el objetivo”, ” Nunca comenzamos en el horario pautado”, “Nos pasamos discutiendo” etc.

A veces parece que es una misión imposible hacer realidad, eso de “trabajar en equipo es mejor.”

De acuerdo a mi experiencia, aún cuando esos grupos se formen en base a las afinidades personales, no siempre se llega a buen puerto. Según la primera Ley de la Termodinámica “nada se destruye todo se transforma” y eso es lo que sucede con el esfuerzo que aportan las personas para llevar adelante un proyecto, cuando esa energía no es canalizada de manera inteligente, acaba por difuminar ese esfuerzo y no siempre terminan en buenas relaciones futuras.

Considero que cuando las personas deben formar grupos de trabajo, primero deben conocer cómo se trabaja en equipo, se requieren conocer técnicas de dinámica de grupo, para optimizar el esfuerzo de los integrantes. Es un aspecto que no pueden desconocer los responsables de la gestión de personas.

Particularmente, me gusta la individualidad, pero también comprobé que si se trabaja en grupo, la calidad del trabajo es espectacularmente mejor, porque no es la suma de cada uno de los miembros sino que es más que la suma, existe un efecto sinérgico (cuando dos o más elementos se unen sinérgicamente crean un resultado que aprovecha y maximiza las cualidades de cada uno de los elementos) que hace que las ideas, las voluntades, la creatividad, sea de una calidad superior a que si uno solo piensa y ejecuta. Así como la molécula de agua exhibe propiedades particulares y muy diferentes a las de las moléculas que la integran, hidrógeno y oxígeno, de la misma manera, la calidad de un trabajo en grupo debería ser más que la suma de las mentes individuales.

Otro tema importante son los modelos mentales, son los “marcos mentales” por donde vemos y juzgamos el mundo, que muchas veces no nos dejan ver otras opciones, descartamos de lleno cuando no comprendemos.

Trabajar en grupo supone, llevar a cabo “rupturas” de nuestra forma de pensar, de nuestros prejuicios (formas de pensar que obstaculizan el conocimiento) tratar de ampliar ese marco por donde vemos el mundo, existen otras opciones diferentes a las que vemos a priori.

Trabajar en grupo, también supone respeto por la opinión del otro, no tener miedo a equivocarse, el grupo debe “tirar” para arriba, no censurar, no hay que buscar sintetizar las ideas, porque como dice una frase “Cuando todos piensan igual, nadie piensa mucho.”

En mi opinión, habrá ámbitos, donde sea más difícil, no imposible, aunar las voluntades y trabajar en armonía, todo depende. Por lo que es un desafío para los responsables de la gestión de personas en una organización, encontrar la manera de potenciar y armonizar lo mejor de cada persona en pos del objetivo propuesto.

Anuncios

One Reply to “Sinergia o entropía ¿Sabemos trabajar en grupo?”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s