¿Se puede disfrutar del trabajo?

Las posibilidades de disfrutar del trabajo que se hace, dependen de varios aspectos, de similar importancia, los clasificaría en: aspectos personales y aspectos  del contexto.

Los aspectos personales, tienen que ver con los motivos por los cuales las personas trabajan, estos, tienen diferentes orígenes, según sean las necesidades  que animan a buscar trabajo o el deseo de permanecer en el mismo.

Motivos y necesidades se mezclan invariablemente, en todo momento. Mediante la remuneración que percibimos por el trabajo realizado, podemos adquirir los bienes y servicios que consideramos que necesitamos para vivir, entonces, es innegable el valor que tiene el trabajo en nuestra existencia.

Pero hasta aquí parece más como una necesidad – obligación solamente.

Para  responder al interrogante “¿Se puede disfrutar del trabajo?” creo que deberíamos abordar la respuesta desde la construcción social del trabajo, es decir, la representación subjetiva que tiene la persona sobre el trabajo y de los aspectos psicosociales del mismo.

Según la Pirámide de Maslow, en la cual Maslow enuncia su  teoría acerca de una jerarquía de necesidades humanas, a medida que se van satisfaciendo las necesidades primarias se puede ir ascendiendo en la misma e ir tratando de satisfacer la máxima necesidad que es lograr el reconocimiento y la autorrealización.

                              Fuente: Wikipedia

Reconocer estas necesidades en las personas, nos puede ayudar a ser más efectivos en la gestión de personas.

A través del trabajo se buscan satisfacer en primer lugar necesidades materiales, pero las necesidades psíquicas y mentales, siempre están presente en mayor o menor medida.

Cada persona aporta a su trabajo, sus conocimientos, habilidades, aptitudes y mediante ello trasciende en la sociedad.

Es por esto que el trabajo elegido, puede ser fuente de grandes satisfacciones para las personas que desean aplicar dotes de creatividad, participación y en los casos en los que el trabajo prescripto, que  no permita realizar variaciones en el proceso de trabajo, desde la gestión de las personas, se deberían diseñar estrategias para mantener motivadas a las personas, aumentando su participación o la posibilidad de decidir sobre ciertos procesos de su tarea y así evitar el aburrimiento y/o el absentismo en los trabajadores.

En lo que respecta a los aspectos del contexto, están aquellos  que afectan al trabajador desde el ambiente, que son posibles de modificarlos, y aquellos que el trabajo aporta a la persona, como el status y la influencia sobre la persona en tanto sea reconocido por la sociedad, son uno de los aspectos importantes, a tratar y tener en cuenta para que las personas puedan disfrutar del trabajo que hacen.

Reconocer y dar valor a los diferentes trabajos, recordando que el valor de la tarea no es igual al valor de la persona. Las personas necesitan saber que su trabajo es necesario, que forma parte de la empresa, saber qué se espera de ella, por lo que la comunicación interna se asimila al sistema nervioso de la empresa, también el reconocimiento explícito, simbólico o dinerario, por la tarea bien desempeñada (no solamente recibir las quejas) el respeto, el trato cordial (en todos los niveles) aumentan la motivación en el trabajo y la productividad es de mayor calidad.

A medida que las tareas se van volviendo rutinarias, es necesario que la persona encargada de la gestión de las personas, reconozca esta situación en el ámbito laboral y pueda aplicar las herramientas de gestión necesarias, para volver atrayente las tareas que se deben realizar.

Otro aspecto, importante, son las condiciones y el medio ambiente de trabajo.

El ambiente de trabajo, un lugar con poca luz, el desorden, los olores, el ruido más de lo permitido, el aire acondicionado, los fumadores dentro de la oficina (aún cuando existe una ley que lo prohíbe), los conflictos mal gestionados, la falta de higiene y seguridad son algunos de los factores que terminan haciendo perder la posibilidad de disfrutar del trabajo.

Depende del encargado de la gestión de personas que el ambiente de trabajo sea cooperativo y colaborativo, la posibilidad de que las personas puedan disfrutar del trabajo y si a esto le agregamos que contribuye a aumentar la calidad del trabajo, creo que no hay que pensar mucho. Confucio decía “Encuentra un trabajo que te guste y no volverás a trabajar ni un sólo día de tu vida”.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s