E = In x In. Una buena fórmula

emprendedor
Imagen de http://cms.jccm.es/imclm/Dia-del-Empredor-a.479.0.html

La fórmulaEmprendedor es igual a invención x innovación a la enésima potencia”.

Invención, innovación y emprendedor, estas palabras referidas al ámbito del trabajo, las personas y empresas, frecuentemente son utilizadas como sinónimos, sin embargo, tienen significados diferentes.

La invención alude a un acto creativo. Existen invenciones  de novo, es decir, aquellas ideas totalmente nuevas y otras invenciones que son mejoras, adaptaciones, modernizaciones de las ya existentes, que se denominan macroinvenciones y microinvenciones respectivamente (Historia Económica y Social General, 2° Edición – Ediciones Macchi)

Según Michael A. West; James L. Farr, 1990 en (Wikipedia) “Innovación es la secuencia de actividades por las cuales un nuevo elemento es introducido en una unidad social con la intención de beneficiar la unidad, una parte de ella o a la sociedad en conjunto. El elemento no necesita ser enteramente nuevo o desconocido a los miembros de la unidad, pero debe implicar algún cambio discernible o reto en el status quo.”  Es decir debe introducir una novedad y hay una estrecha y necesaria relación entre creación e implementación.

En tanto “Se denomina emprendedor o emprendedora a aquella persona que identifica una oportunidad y organiza los recursos necesarios para ponerla en marcha. Es habitual emplear este término para designar a una «persona que crea una empresa» o que encuentra una oportunidad de negocio, o a alguien quien empieza un proyecto por su propia iniciativa.

Joseph Schumpeter reconoció al emprendedor como centro del sistema económico. La ganancia proviene del cambio, escribió, y el cambio es producido por el empresario innovador. Para Schumpeter la innovación era la razón de ser del entrepreneur.”

Hecha esta introducción, he estado tratando de visualizar a personas que cumplan con estas características o por lo menos algunas de ellas, aunque pienso que una lleva a la otra, con el propósito de conocer como comienzan a gestarse las ideas, como se perciben las necesidades y los elementos que son necesarios para implementarlos. A veces se piensa que innovadores son aquellos que ocupan los puestos de gerencia solamente o que se necesita  mucho dinero para implementarlas

Hace un tiempo, apareció en el medio web, un par de portales novedosos     por lo que ofrecen, en los cuales el ciudadano tiene voz y la posibilidad de interactuar con otros a través de sus comentarios, generando debates en un marco de respeto hacia la opinión diferente. Uno de ellos es Corrientes Opina y el otro es Goya Opina.

Pude contactar con los responsables de estos proyectos, ellos son Alberto Medina Méndez (A.M.M.) y Claudio Acosta (C.A.) y gracias a la amabilidad de ambos obtuve el siguiente reportaje, el cual comparto con ustedes:

R.Q: Buenos días. El mercado se reinventa todo el tiempo ¿Cómo se percibe una necesidad en el mercado?

A.M.M: Al menos en mi caso, se percibe buscándola o simplemente intuyendo que se trata de una necesidad, aun sin saberlo. No lo vivo como un procedimiento científico. Percibo que existe una necesidad y luego trato de imaginar la viabilidad (económica y operativa) de su implementación, previendo además si dispongo de los recursos que “supongo” necesarios para ello.

C.A: Más allá de los estudios de mercado para detectar necesidades y al que muchas empresas recurren para saber que pide ese mercado, a veces se trata de ponerse a pensar que cosas no están hechas, partir de la base que no todo está hecho. En el caso de Corrientes Opina, que fue el primer proyecto lanzado,  lo que se visualizó en primera instancia fue la falta de espacios de opinión que además permita la interacción con el ciudadano.

R.Q: ¿Cómo se detecta mentalmente cuando una idea es buena? 

A.M.M: No creo que haya fórmula. Si existe esa fórmula no la conozco. En realidad, intuyo que se trata de una buena idea, pero eso se concreta cuando el mercado lo aprueba, lo cual puede suceder pronto, tarde o nunca. Es el mercado el que me dice si la idea que nació es buena. Lo otro es solo presunción propia, sin confirmación.

C.A: Yo lo resumiría con una sola palabra: intuición. Una vez implementada el público al cual fue dirigida la idea, la validará o no y de acuerdo a los objetivos que se haya propuesto alcanzar el proyecto, determinará si la idea funciona. Que no creo que si la idea es buena o mala, hay buenas ideas que no funcionan y malas ideas que sí funcionan y viceversa.

R.Q: ¿Cuáles son los pasos para dar cuerpo a esa idea?

A.M.M: Un poco lo que decía más arriba. Imaginarla, pensarla, soñarla, madurarla, y luego ver que recursos son precisos para su implementación. Si se dispone de ellos, o se pueden conseguir, pues adelante. Es un paso más. Pero lo que define si se avanza con la idea o no es la convicción de que pueda funcionar y generar un resultado, ya sea económico o lo que se esté buscando con ello. Muchas de las ideas complementarias a la principal, van surgiendo luego, y en todo caso, uno debe asumir cierta flexibilidad para saber para donde puede crecer esa idea original, para que luego nosotros mismos no seamos el principal escollo para su crecimiento.

C.A: pienso en todos lo recursos necesarios, los tangibles e intangibles y en base a eso se proyecta un paln de trabajo.

R.Q: Ser emprendedor  significa tener la  capacidad de combinar los recursos y llevar adelante una empresa ¿Uds. se consideran emprendedores?

A.M.M: Si, me considero un emprendedor. No se si esa definición me alcanza o no, pero siento que estoy en el grupo de personas que “hace que las cosas sucedan” y esa definición de emprendedor si me completa más.

C.A: Si, en la medida, en que cada proyecto que iniciamos siempre implica asumir un riesgo ya que creo que riesgo y empresa deben ir de la mano.

R.Q: ¿La factibilidad de implementar esa creación, es solamente una cuestión de costos?

A.M.M: No, para nada. No solo es un tema de dinero y recursos en general. Creo que lo central es que te guste la idea, que te movilice, que te apasione. Sin ese motor, difícilmente pueda meterme en un proyecto. Luego se trata de ver su viabilidad, su factibilidad. Y eso no siempre depende de los recursos, sino básicamente de la respuesta del entorno. Que por otro lado no conocemos al momento de lanzarnos al ruedo.

C.A: No, es una mezcla, algunos aspectos dependen del dinero, pero lo principal, que para mí es excluyente, depende de la actitud que le pongamos al proyecto,  el tiempo que invirtamos.

R.Q: En su opinión ¿Qué otras actitudes, aptitudes hacen falta para lograr que el público lo adopte y los adapte en su cotidianeidad?

A.M.M: Si la pregunta se refiere a la idea madre, creo que el publico la adapta y la adopta si percibe que le sirve para satisfacer ALGUNA necesidad. De eso se trata, de cumplir con una demanda existente.

C.A: La aptitud es de saber interpretar la necesidad del mercado y poder plasmar eso en la idea. Como actitud a veces hace falta tener paciencia para que la idea “madure” y “prenda” en el mercado

R.Q: Para que una empresa sea exitosa ¿Es necesario contar con un equipo que comparta la visión? ¿Es clave para desarrollar una creación?

A.M.M: Sin dudas, que eso coopera con el proyecto. Un equipo alineado con la visión general es más productivo y coopera con el éxito. No obstante, no sé si es un requisito suficiente para ello, siquiera tengo claro si es un requisito necesario. Creo si que es deseable, y que acelera los plazos de los resultados, pero a mi entender no los determina.

C.A: Sería deseable que todos compartan la visión, pero no creo que sea estrictamente necesario.

R.Q: Desde sus experiencias, innovador ¿se nace o se hace?

A.M.M: Creo que se hace. Tiene que ver, a mi entender, con desarrollarse en el ámbito adecuado, en aquel que nos hace felices, donde surge la pasión. Existen condicionantes para la innovación. El ámbito, el momento, el rubro, todo es relevante a la hora de que aparezcan las ideas. Por supuesto que existen aquellos talentosos que tienen la “chispa” para ello en casi cualquier circunstancia, pero son los menos. Creo que uno puede formarse en esto y sacar a la luz el máximo de su potencial orientándolo en aquello que lo hace disfrutar más de su tarea.

C.A: Supongo que se hace, aunque algunos nacen con un talento especial, de todas formas si no se nace se puede aprender

R.Q: Por último ¿Podría enumerar como se logra la habilidad innovadora?

A.M.M: Creo que la formación es importante. Ayuda cierta metodología. Pero lo trascendente y determinante, a mi criterio, es desarrollar una actividad que genere satisfacciones personales. En ese esquema la habilidad innovadora puede desplegarse con mayores posibilidades y todos, de una u otra manera, tenemos ese potencial. Lo siento como un músculo que hay que ejercitarlo.

C.A: Hay herramientas que permitan despertar esa habilidad innovadora, pero hablando en general, creo que en nuestra sociedad al menos, una de las herramientas más innovadoras parte de las necesidades del propio individuo. Argentina se destaca por tener muchos emprendedores.

R.Q: Muchas gracias! por el tiempo que han invertido en compartir sus visiones.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s