Equilibrio perfecto: Objetivos profesionales y organizacionales

luzHay personas que hacen todo “lo imposible” para conseguir el puesto de trabajo, se quedan fuera del horario de trabajo sin protestar, no hacen comentarios del sueldo, etc., aún cuando ese esfuerzo sea realizado para obtener un empleo que no les gusta o sea el que desee hacer toda su vida.

Una vez logrado esa estabilidad laboral comienzan los síntomas de escaqueo, de absentismo laboral cuando no, las quejas sobre las tareas o por la ausencia de un Plan de carrera dentro de la organización, cuando es probable que eso ya se sabía de antemano.

¿Por qué sucede esto?

Las personas en su afán de conseguir insertarse laboralmente o en la urgencia de conseguir empleo aceptan casi “cualquier trabajo” y, de hecho, es así como muchos definen su perfil laboral. Solemos leer que pueden aplicar “para cualquier puesto de trabajo”.

Esta situación, lejos de ser meramente una crítica, es un llamado de atención para que cuando comiences a buscar oportunidades laborales, te detengas, un momento, a reflexionar sobre las habilidades, conocimientos y aptitudes que poseés y alinear estos con el análisis de los avisos laborales en cuanto a los requerimientos del perfil profesional.

¿Qué hacer, entonces, cuando comenzás esa búsqueda del trabajo soñado?

Primero, debés definir tus objetivos laborales o profesionales antes de enviar el CV.

Tan importante es, que se definan los objetivos laborales o profesionales, a conciencia. Estos NO son los objetivos personales, es decir, los motivos por los que buscás trabajo, que ciertamente son los que, entre otros motivos, por lo que trabajamos; que son, tener estabilidad económica, poder adquisitivo para uno mismo y su familia, desarrollo personal y profesional.

Los objetivos personales o profesionales son esos conocimientos, habilidades, experiencia con los que contás y que aportarías a la organización.

Una forma de saber si ese empleo es adecuado, a priori, es que esos objetivos profesionales estén acordes con la Misión, Visión y Cultura de la organización, de esa manera se puede acercar a un equilibrio perfecto: Objetivos profesionales y organizacionales para que el trabajo no sea una carga sino que sea una actividad que se realiza en plenitud, sin dejar la salud en el trabajo y se escuche “tengo una vida además de trabajar” como si cuando se trabaja se deja “de vivir”.

En ocasiones, se cree que porque no se tiene una profesión o título universitario no hay chances de elegir el trabajo pero vale la pena intentar trazar un plan de carrera personal y capacitarse en eso que te gusta hacer y para lo que tenés aptitudes de esa manera profesionalizás esa actividad y estarías en mejores condiciones de poder decidir dónde trabajar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s