Dos pasos para tener Skype en tu ordenador

skype-835470_640

El servicio de Skype  es un software que permite comunicaciones de texto, voz, archivos y video sobre Internet, fue creado en 2003 y permite que millones de personas y empresas se comuniquen mediante llamadas y videollamadas , compartir textos.

Lo bueno es que podés hacer y recibir solo llamadas así como video llamadas, gratuitas a nivel nacional como internacional, entre usuarios de Skype. Para eso vas a necesitar contar con una cámara web y si querés, un auricular con micrófono o puede ser suficiente el parlante de tu notebook.

Hoy, algunas Consultoras y/o Empresas hacen una pre-selección en las búsquedas de personal. Por lo que es importante que te vayas familiarizando con la interface y teniendo en cuenta algunas cuestiones como:

-Tu presentación visual

-El ambiente que se va a ver en la cámara

-el audio

-Incluso cómo mirar a la cámara

– Probá adjuntar archivos, fotos por si te piden que lo hagas en ese momento de la entrevista.

-En ese momento no bajés archivos, videos porque ocupa tu ancho de banda y puede entorpecer tu comunicación. Lo mismo si es un wifi compartido.

-Buscá un momento en el que nadie te interrumpa.Si estás en tu casa, avisales para que colaboren con el silencio y que no pasen detrás tuyo.

Algunas veces son pruebas que te hacen para saber si manejás herramientas que serán de uso diario en la empresa o porque has dicho que lo sabías manejar.

Esto te va a servir para que no te sientas incómodo o nervioso sino que lo tomes como si fuera una conversación cara a cara.

Tiene funciones que son gratuitas y otras pagas, solo necesitás:

1- abrir una cuenta de Skype

2- instalar el programa en tu PC

Podés hacerlo en este enlace

Candidaturas espontáneas: Cuatro tips para que tu email se abra

¿Qué hace que un email se abra o no? Te voy a pasar cuatro tips para que lo tengas en cuenta cuando enviás una candidatura espontánea y también, es útil cuando enviás cualquier email que no te lo han solicitado, ya sea una publicidad, un aviso, etc.

Los que recibimos cientos de email cada día, entre suscripciones a blog, notificaciones, mensajes privados, newsletters, tenemos como regla filtrar lo que queremos leer o lo que nos llama la atención positivamente, es decir, decidimos abrirlo.

Bien, vamos entonces a los cuatro tips:

  1. Lo que define que abramos un email y más, que abramos un archivo adjunto es EL ASUNTO. Es por eso que no hay que desestimar esta primera frase que va a leer el destinatario. El Asunto tiene que ser LLAMATIVO y a la vez EXPLICATIVO pero que sea verdad lo que va a encontrar en el cuerpo del mail sino corremos el riesgo de que nos coloquen como—>SPAMspam con lo que nunca más tendremos oportunidad de que nuestros futuros mensajes sean leídos.

  1. El ARCHIVO ADJUNTO tiene que estar bien ROTULADO. Aunque parezca ciencia ficción es innumerable la cantidad de archivos adjuntos que se envían sin chequear el nombre que se le ha puesto y que no tienen nada que ver con lo que se está tratando de comunicar en el cuerpo del mensaje. ¿Consecuencia? NO SE ABRE—>papelera-

  1. La PERSONALIZACIÓN, la diferencia en enviar un “A quien corresponda”, “Estimados Sres” a colocar en el mensaje “Sr Luis Gómez”, “ Sra Josefa López” puede ser que el email se abra o no. Vale la pena invertir un tiempo en averiguar el nombre de la persona que va a recibir el mensaje y que sea la persona que tiene algún poder de decisión sino va a la –>papelera-

  1. Con Cc. Enviar un mensaje por vez. Por ejemplo, si te postulás a varias ofertas laborales JAMÁS envíes con copia (Cc).

   Si no te diste cuenta y lo enviaste con copia, cometiste un error por partida     doble: 1- no personalizaste y 2- cuando vean que te postulaste a varias   ofertas, lo más probable es que tu email vaya a la —> papelera-

 cc1

¿Tenés algún tips o sugerencia, en positivo, para sumar y que nos ayude a que nuestro email sea leído?

Imagen de gifsanimados.org – informatica-hoy.com.ar

Entrevista I: ¿Adivina quién y de qué profesión es?

Ésta es la primer entrevista de un ciclo programado de 10 entrevistas (espero conseguir las 10) a personas que son héroes o heroínas de la vida diaria, quienes con su personalidad y trabajo van construyendo un entorno superador, día a día.

La novedad es que, al principio, no voy a descubrir su nombre ni su profesión y, ustedes a medida que transcurran las preguntas y respuestas podrán al final aventurar su profesión. ¿Se animan?

Vamos con el primer entrevistado, vive en Corrientes, Capital (Argentina)

¿Con qué jugabas cuando eras niño?

Si bien llegué a jugar de muchas formas y con muchos tipos de juguetes diferentes, los recuerdos más vívidos que tengo de mi infancia en relación a este tema son los relacionados, por un lado, con la electricidad. Pasaba horas y horas jugando con materiales de conducción, motores eléctricos, tableros, soldadoras de estaño, etc.

Mi padre es Ingeniero en Electrónica y Electricidad y cuando no se encontraba trabajando en la empresa o viajando, me dejaba trabajar con él en tareas de la casa, delegándome actividades sencillas y sin gran riesgo de modo que iba yo lentamente sumando conocimientos y prácticas que luego capitalizaba en mis horas libres de juego. Realmente llegué a construir cosas muy interesantes que posteriormente de adulto traté, y trato, de reproducir a otros niveles y categorías.

Por otro lado, también estaba mi otra gran pasión, los museos, y en ese caso mi interés se lo debo a mi madre, Licenciada en Biología que por aquellos entonces era Directora de un museo de ciencias naturales en la ciudad de Corrientes. Recuerdo con gran detalle las interminables tardes, y a veces mañanas, que pasaba en el museo no sólo realizando labores por gusto, sino también hurgando entre especímenes, catálogos, vidrieras y más que nada, historias.

Mi campo de juego eran escenarios de las más variadas eras históricas y se encontraban éstas repletas de seres únicos y complejos que debían ser entendidos cada uno en relación a su lugar y tiempo de origen. Fue tan significativo aquel lugar, el museo, que cuando tuve oportunidad de presentar un libro de cuentos que había escrito de adolescente, lo hice allí, en el salón de Actividades Múltiples, pudiendo crear en esa oportunidad una combinación de curiosidad, juego y trabajo.

¿Qué querías ser cuándo seas grande?

Realmente no sabría decirlo con exactitud, supongo que podría responder dependiendo del período en el cual me lo preguntase. En verdad, nunca he tenido un horizonte vital claro y predeterminado. Es la amalgama la palabra que mejor define hoy mi educación, anhelos y hasta deseos infantiles. Ahora, lo que siempre existieron fueron líneas conductoras o puntos nodales, tanto en mi infancia como en mi adolescencia y actual adultez y son: la curiosidad, la percepción del desafío y el esfuerzo; de modo que, cualquier tipo de actividad que hoy emprendo se guían por estos valores que funcionan a mi entender como orientaciones de referencia.

De esta forma, mientras me desarrolle tanto personal como profesionalmente bajo estas guías, sé que voy camino a ser quien deseo ser.

¿Cumpliste ese deseo?

Definitivamente no. Teniendo en cuenta lo desarrollado en la pregunta anterior, creo firmemente que aún no he cumplido el deseo de ser quien deseo llegar a ser. Supongo que esta cuestión es personalmente uno de mis principales motores, la potencia, la posibilidad, el crecimiento y el constante horizonte a alcanzar. Si me conozco lo suficiente, considero que estaría realmente preocupado si un día me levantase siendo quien siempre quise ser.

¿Con qué personaje histórico te identificás?

Dependiendo de facetas me identificaría con uno u otro personaje; no tengo los mismos modelos cuando me refiero a actividades laborales, educativas o lúdicas. Es más, siempre me he inclinado a identificarme más que con personas, con conductas o pensamientos.

Algunas de las que más destaco, y puedo recordar en esta ocasión, serían: la forma en la cual Edgar Allan Poe abordó con precisión, síntesis y angustia sus escritos; la orientación de José Saramago a generar historias fantásticas que incluyen a grandes colectivos de personas; la curiosidad y testarudez que llevaron a Allan Turing a crear su máquina descifradora de códigos; la belleza y el nivel de detallismo con la cual logró Gustave Doré retratar escenas célebres tanto religiosas como fantasiosas; y cómo no nombrarlo, el ejemplo vivo del poder de un intelecto brillante en lucha contra la adversidad de la mano de Stephen Hawking.

Quizás son muchos (y eso que no recuerdo a todos en esta oportunidad) pero realmente nunca se me ha dado por seguir a personas específicas, empero las ideas, conquistas y ejemplares conductas, por varios motivos que ahora no nombraré, es para mí la senda del verdadero liderazgo.

¿Quién es tu héroe de ciencia ficción?

De pequeño recuerdo que era el asombroso Hombre Araña y ni hablar posteriormente de las Tortugas Ninjas Adolescentes Mutantes. Al pasar los años me fui inclinando con gran peso hacia la mitología, especialmente la griega, llegando incluso a pedir a mis padres que en cualquier viaje que realizaban me traigan de ser posible algún libro revista de mitología (si era ilustrado, mejor).

Así que responderé con precisión diciendo que son los héroes de la mitología griega mis preferidos, y en especial nombraré a Aquiles, por considerar la construcción de su personaje y su entorno increíblemente interesante.

¿Tu músico favorito?

En verdad disfruto mucho más de la música instrumental (en especial, de violín) y no tengo un músico que pueda definir exclusivamente como mi favorito, aunque sí puedo nombrar algunos músicos que me han gustado durante varios años, entre ellos: Andrea Bocelli, Michael Bublé y, un poco más eléctrico, Mick Jagger.

¿Cuál considerás que ha sido tu mayor logro laboral?

Hay varios logros laborales que me gustarían destacar, más que nada por las excelentes enseñanzas que he recibido de personas con competencias sumamente desarrolladas con las cuales he podido compartir un espacio de trabajo; sin embargo, en esta circunstancia nombraré el hecho de haber sido reconocido por una serie de Debates Críticos Literarios de carácter libre y gratuito que realizamos con dos colegas hace un par de años.

¿Estás trabajando?

Por lo general estoy siempre trabajando, en una u otra cuestión, ya sea remunerado o no el trabajo. La posibilidad de producir, descubrir y resolver, trascender, me motiva muchísimo.

¿Es trabajo de oficina o al aire libre?

Por la naturaleza de mis actividades, casi con exclusividad realizo trabajo de oficina ya que necesito un ambiente sin grandes estímulos del exterior donde pueda enfocarme en la tarea. Aunque no voy a negar que cuando necesito despejarme o encontrar soluciones creativas varío drásticamente mi ambiente de trabajo, empero mantengo la constante del horario para dichos cambios: el nocturno.

De esta forma, si bien trabajo gran cantidad de mi tiempo en ambientes cerrados en cuanto al exterior, por las noches es donde suelo realizar alguna que otra caminata para atraer nuevas ideas.

¿Cómo es un día normal en tu vida?

Hoy, un día normal de mi vida sería: me despierto y levanto cerca de las siete de la mañana, cumplo con un horario de trabajo de ocho horas y luego vuelvo a casa. Y es aquí donde, dependiendo del día; puede variar un poco; por ejemplo, además de trabajar en relación de dependencia, me encuentro como Director Técnico en un Consultorio, el cual desarrolla sus actividades principalmente dentro del Ámbito Laboral – Organizacional.

De esta forma, hay días en los cuales me dedico, entre otras tareas, a organizar el proceso de las evaluaciones o incluso me dirijo al consultorio a realizar personalmente algunas de ellas. Fuera de esta rutina, suelo ocupar mi tiempo leyendo bibliografía específica de mi profesión.

Por lo demás, suelo acostarme tarde, no soy de dormir mucho pero descanso bien. Antes de acostarme siempre dedico un par de horas a escribir material variado en mi computadora y navegar por internet. Ese sería el modelo de un día, digamos “normal” en cuanto a mis actividades personales.

¿Qué talento desearías tener?

Comenzaré respondiendo que no creo que se pueda o no tener un talento, creo que un talento se puede presentar más o menos desarrollado conforme al ambiente desde el cual se emita un juicio sobre él; y desde este punto desearía desarrollar más mis conocimientos y manejo de variables económicas, tanto generales como específicas, ya que considero que cualquier sea la actividad laboral a la cual se dedique una persona, es un tema indispensable a conocer y manejar en nuestra actual estructura socio – económica.

¿Cuáles son las palabras que más usás en el trabajo?

Las palabras que más uso en el trabajo son: “planificar”, “encontrar”, “analizar” y “solución”.

Actualmente, ¿Cuál considerás que es la virtud más sobrevalorada? 

Creo que la virtud más desarrollada que poseo es mi capacidad de análisis en situaciones que requieran de soluciones novedosas, alimentada siempre por la curiosidad y la necesidad constante de desarrollo y trabajo en ambientes cada vez más complejos y desafiantes que requieran de encontrar nuevos caminos por ser descubiertos. No obstante, no podría dejar de lado aquí que me considero una persona muy enérgica.

¿En tu trabajo conversás con tus colegas, colaboradores?

Si. Creo que la comunicación, ya sea formal o informal, implícita o explícita, tranquila o agitada, es el pilar de la conexión humana, y al ser una de las fortalezas que definen a nuestra especie (la dilatada orientación hacia el lenguaje), me percibo en cierta forma con el deber de practicarla.

Aquí recuerdo como un dato interesante que de pequeño era comunicacionalmente bastante introvertido y parco, cuestión que con el paso del tiempo y un par de decisiones de por medio fui trabajando y fortaleciendo, inicialmente desde la escritura literaria para luego practicarla con mayor énfasis en su aspecto verbal desde mi profesión de base; aspecto que representa hoy una de mis herramientas de trabajo profesional más sustancial.

Así, debo decir que estoy siempre abierto al proceso de comunicación, tanto con colaboradores como colegas y personas de mi núcleo íntimo.

¿Diseñás planes de trabajo?

Soy de diseñar planificaciones con bastante asiduidad, orientado en cada ocasión a la materialización de los planes de trabajo en forma adaptada a su contexto. Considero que todo proceso laboral (complejo o simple) es muy parecido a una partida de ajedrez donde cada decisión de movimiento se encuentra nutrida no sólo por la naturaleza de las piezas, sino por lo complejo e indeterminado que puede llegar a ser el proceder del otro jugador (entiéndase en este caso como el medio ambiente) y del deseo de ir cumpliendo con ciertos objetivos para lograr la ansiada victoria en el juego.

Y es por ello que creo fundamental el diseño de los planes de trabajo desde una orientación estratégica para no sólo reducir el grado de incertidumbre que existe en toda actividad humana, sino también entrenarse uno mismo en ámbitos cambiantes como los son los de hoy día, pudiendo lograr respuestas adaptadas y efectivas de acuerdo a los recursos con los cuales se cuenten y de los objetivos que se persigan.

¿A cuál de las Ciencias pertenece tu profesión?

Mi profesión de base pertenece a las Ciencias Humanas.

¿Cuál es tu lema?

En aspectos generales, los lemas que definen muchas de mis conductas y pensamientos serían: “Más vale prender una vela que maldecir a la oscuridad” (refrán chino), “Ningún mar en calma hizo experto a un marinero” (Proverbio) y “Aquel que tiene un porqué para vivir se puede enfrentar a todos los cómos” (Friedrich Nietzche).

Si no sabés, todavía, cuál es la profesión, hacé clik aquí 

Alquimista de profesión

alquimista

Cada vez que leo a Andrés Pérez Ortega en sus artículos, no puedo dejar de sentirme identificada y de acuerdo, con lo que expresa.

Es más, este post surge a propósito de este artículo Si sabes jugar al LEGO puedes crear tu oferta profesional  “Todo, absolutamente todo lo que vivimos, aprendemos y experimentamos es útil. Todo va a la caja de piezas con la que podemos construir algo que interese a alguien. Puedes dejar que todo lo que vas acumulando esté cogiendo polvo en un rincón de tu cabeza o puedes empezar a jugar con ello.

Ahora el trabajo se busca, se crea, se construye, se deconstruye. Ahora puedes juntar tus piezas con las de otros.”

Hace un poco más de 13 años que vengo amalgamando, como una Alquimista, mis conocimientos, habilidades, aptitudes desde dos profesiones tan distintas, tanto, que pertenecen a Ciencias diferentes, una Naturales y otra, Sociales, que al principio pensaba “¿qué saldrá de todo eso?” pero la reacción química ya había comenzado, los elementos se habían atraído, los enlace estaban creándose, yo, nada podía hacer para detenerlos sin que en eso se me fuera la vida.

Algunas veces, sentía como un “fracaso”, acostumbrada a que en el sistema educativo no está permitido fallar, ni siquiera dudar sin que se te tilde con un ¡fracasaste!

Cuando en realidad era, solamente, como un elemento que en una reacción química se transforma para dar otro, con otras propiedades, con otras funciones y fines.

Ciertamente, estaba segura que deseaba y necesitaba ese cambio y ese fue mi soporte hasta que me dí cuenta que no era ningún fracaso sino, todo lo contrario, era una suerte poder juntar lo mejor de los dos mundos.

Pero, afuera no me esperaba un puesto de trabajo, ya lo sabía, no había una oferta laboral para una profesional como yo. Uno, por la edad, otra por el cambio de profesión, con lo que no tenía experiencia de las que piden, como dice Andrés, “Para adaptarte a la típica “job description” que piden en las empresas sólo necesitas una pieza del LEGO profesional o como mucho un par de ellas.”

Pero eso tampoco, fue un impedimento. Sí, es cierto que necesité de mucha conversación conmigo misma, introspección, una búsqueda constante y la misma pregunta ¿y…yo, dónde encajo?

Pero, como cuando buscás con el corazón y mente siempre se encuentra…la verdad se fue revelando sola…el nuevo compuesto químico se fue formando…y como si recordara su origen tiene la suficiente reactividad para seguir reaccionando  y cada vez adquiere más propiedades, más capacidad de formar enlaces y reconocer a otros elementos.

El puesto de trabajo, no se creó todavía…lo creé. La necesidad estaba, el servicio se crea y se transforma permanentemente. “El empleo no existe, pero las necesidades sí.”

Dice Andrés “En el mundo profesional hay que empezar a entender que las necesidades también se pueden crear.”

El año pasado conocí a Cecilia Nuñez quien, tiene una gran capacidad de comunicación y de “ver” las necesidades profesionales de las personas, que ha creado un Taller #MixProfesional para personas como yo, como ella nos llama un mix profesional…de pensarme como casi la única ¡somos tantos!

Y hoy, esta época es para nosotros un paraíso, los Social Media son la herramienta que necesitábamos, tuvimos que aprender y desaprender, pero nada de eso nos cuesta ni da miedo…seguimos adelante como un elemento químico que solo necesita encontrar un par para seguir existiendo.

El Manual de instrucciones está bueno, en tanto, sirva para indicarnos qué es, luego lo desechás… “Ahora cada cual debe acumular sus propias piezas, buscar las que le faltan y tratar de construir lo mejor que sea capaz.”

Si tu pregunta es ¿y…yo, dónde encajo? acordate “Los diplomas y los títulos cada día tienen más difícil competir con aquellos que demuestran y muestran lo que pueden aportar aunque no hayan pasado por una formación tradicional y reglada. Siempre habrá alguien que reconozca y valore lo que haces. Por eso es fundamental que cuando construyas tu profesión no te ocultes sino que debes salir y mostrarlo.”

Y… vos ¿cómo estás con tus elementos?

 Imagen de Google

Las entrevistas laborales bajo la lupa II

en trevTe comento, por si no lo viste. En un post anterior Las entrevistas laborales bajo la lupa I, comencé a elaborar una reflexión sobre la metodología y métodos de algunas entrevistas laborales en el proceso de Selección.

Esto surge porque me encuentro con un artículo escrito por Liz Ryan de Human Worlplace. El pequeño inconveniente que tenía para compartirlo era que estaba escrito en inglés y quería que la mayoría pudiéramos entenderlo, así que pedí le pedí ayuda a una colega Ana Castro Mendez, Senior de RRHH, a quien agradezco su gentileza en traducir el texto y que, ahora, sí puedo compartirlo con ustedes.

Es una entrevista, no un interrogatorio. Por Liz Ryan

“Años atrás, fui a una entrevista laboral donde la entrevistadora, tenía sus preguntas para escritas en una hoja con un portapapeles. La mujer no me miró ni una sola vez durante nuestra media hora de conversación, mantuvo sus ojos pegados al portapapeles frente a ella.

Mientras contestaba sus preguntas, ella tomaba notas y fruncía su nariz, demostrándome su desaprobación sobre las palabras que salían de mi boca.

“¿Has trabajado alguna vez atendiendo llamados, con personas que se comunican por reembolsos y temas similares? Preguntó.

“No exactamente” Respondí, ganándome un movimiento de nariz por mi respuesta.

“He atendido gente por teléfono antes, no precisamente en esos temas que describió…”

“¿Cuál es tu debilidad más grande?” Me interrumpió, sin esperar a que termine de hablar.

En ese momento, yo no advertí que no tenía por qué quedarme en ese cuarto para ser insultada e ignorada. Me pude haber levantado y retirado, y debí hacerlo, pero no sabía que tenía el permiso para hacerlo, era demasiado joven.

Pensaba que el gran y aterrador mundo del trabajo era similar a un gobierno, en donde todos debíamos hacer lo que sea que los empleadores nos dijeran que hiciéramos,  ah! Ahora se mucho más!

Se está produciendo un cambio en el mercado de talentos, y ¡tú debes saber acerca de esto!

Debes ser consciente de ello, seas una persona que está en búsqueda de trabajo, o te encuentres trabajando en Recursos Humanos o aún si eres un Director buscando talentos. (…)

Quiero que todas las organizaciones en el mundo se conviertan en un lugar de trabajo para seres humanos, (Human Workplace) y obtengan todos los beneficios que ofrecen, pero sé que no ocurrirá de la noche a la mañana.

Una gran manera de que comenzar a crear un ambiente mas cálido de trabajo en tu organización es cambiando el proceso de entrevistas.

Una entrevista de trabajo no es un interrogatorio, es una conversación.

El punto de una entrevista es conversar sobre el empleo que se ofrece, no hacer concursar al postulante sobre sus debilidades y fortalezas exponiéndolo.

Una entrevista de trabajo debería ser placentera, una conversación amistosa tal como las que tenemos con la gente que conocemos en el trabajo o en el gimnasio o en cualquier lugar.

El nuevo proceso de entrevistas se llama “Entrevista con una voz humana”, cuando entrevistes un candidato utilizando una “Entrevista con una voz Humana”, tu primer pregunta debe ser, bien… cuáles son tus preguntas para mí?

No deberías lanzarles esa pregunta directamente, ya que muchos candidatos no lo esperaran, deberías introducirlos en un email, el que envías para confirmar la entrevista.. “ Por favor, trae preguntas para mí a la entrevista, iniciaremos la misma con tus preguntas!”

Un gran profesor en el Posgrado, Thomas Goodnight, nos enseño a mis compañeros y a mí las bases del análisis retorico. Recuerdo que cuando ví la temática de la clase en mi programa, pensé.. “¡Eso suena como la clase más aburrida del mundo! …No lo fue!!

Análisis Retorico resulto ser fascinante, Mr Goodnight nos enseño que la gente vive con preguntas dando vueltas en sus mentes, no caminan con sus mentes en blanco.

No puedes empezar a lanzarles información antes de que entiendan donde están y otros puntos esenciales de información que los orientaran. (…)

Una entrevista laboral funciona de la misma manera, las personas se presentan con preguntas en sus mentes, y ¡eso es genial! Deja que tu candidato tenga sus respuestas primero, no ultimo, en realidad sus preguntas son mucho más significativas que las que tú puedas hacer, por tres razones:

  • Justo como los novatos en orientación, tus candidatos no podrán relajarse para la conversación de la entrevista hasta que resuelvan ciertas curiosidades primero. Tu respuesta a sus preguntas puede hacerlos interesarse aun más en el trabajo, o dejarles en claro que no es para ellos. Responde las preguntas de tus candidatos primero, de esa manera ambos podrás concentrarse en hablar sobre el trabajo y sus antecedentes.
  • Cuando las personas hacen preguntas que han construido ellas mismas, ves a sus cerebros trabajar, y ¡es justamente eso lo que quieres en una entrevista! Nunca aprenderás más sobre una persona de las respuestas a tus preguntas como lo harás sobre sus propias preguntas.
  • Tu candidato seguramente paso algunos inconvenientes para estar contigo en ese momento, tu eres el anfitrión, la persona frente a ti es tu invitado, y los invitados ¡hacen sus preguntas primero!

La preguntas de tu candidato podrían tomar unos minutos  en responderse, o podían tomarte todo el tiempo que tenias programado para la entrevista, cualquiera de las dos circunstancias está bien. Puedes utilizar todo el tiempo que tenias programado en responder sus preguntas, y esa podría ser la mejor entrevista que alguna vez condujiste.

Si tu candidato se queda sin preguntas, no hay problema, tú tienes tus propias preguntas. (…)

Ese es tu trabajo en una entrevista de trabajo, cualquiera sea el lugar donde estés sentado, ¡sentir curiosidad! Estar atento y conocer y apreciar a la persona con la que estás hablando, no por el fin mismo (llenar el puesto o conseguir el trabajo) sino por que las personas son magnificas y especiales cada una en su particularidad.

Si sientes nervios al ir a una entrevista de trabajo como Director de RRHH, sin una lista de preguntas, aquí hay algunas para que anotes y las tengas contigo:

  • ¿Que le interesa de este trabajo? Partiendo de lo que sabe hasta ahora.
  • ¿Cómo este trabajo, según usted lo entiende, lo hará crecer?
  • ¿Que ha hecho, ya sea en el ámbito laboral o en otro ámbito, que le parezca que puede aportar para esta posición? Amo escuchar esas historias.
  • ¿Desde tu mirada a nuestra compañía y con la información que has obtenido, en que crees que podríamos mejorar? ¿Hay algo que podríamos hacer de una manera distinta a la que hacemos?

Estas buscando buen juicio, madurez (incluso en un candidato joven) y sentido común, no todos demostraran estas características, tenlo por seguro.

No deberías llevar papeles a una entrevista para hacer anotaciones que no te permitan hacer contacto visual con la persona frente a ti.-

Guarda los papeles para un momento en el que salgas y hagas anotaciones, esas anotaciones serán validas solo si logras conectar con la persona.

Es un nuevo día en el mercado de talentos. Ya sea que tu organización este sintiendo el impacto en la arena de la adquisición de talento o no,  los músculos de “Entrevista con una Voz Humana” son músculos ideales para desarrollar. Las personas no son granos de maíz para catalogar por tamaño.

Entran a entrevistas de trabajo con historias de vida increíbles, ideas, perspectivas y pensamientos que ningún guión de entrevista tradicional  podrá detectar. ¡Hazlos sentir importantes!

La entrevista con un interlocutor es un momento importante para la vida de ambos, sus consecuencias pueden cambiar sus mundos, ya sea que decidan trabajar juntos o no.

Una entrevista de trabajo no es una tarea clerical. Es una oportunidad para generar chispas que pueden iluminar nuestro planeta. ¿Puedes cambiar el dial para ver las posibilidades, y luego entrar en ellas?” Artículo completo, en inglés linkd.in/1LC3uR7

 Seas un Seleccionador o Candidato ¿Qué cambiarías o agregarías en las entrevistas de trabajo?

Las entrevistas laborales bajo la lupa I

entrevistaHace tiempo ya, que vengo pensando que las sugerencias, consejos y must sobre las entrevistas son “poses”, en algunas más que otras, que el candidato debe aprender para sortear ese momento y salir bien parado. Es como “me pedís esto” y, yo hago que lo tengo. Dejando de lado la espontaneidad (no es lo mismo que improvisación)  por temor a cómo lo verían y que no agrade al Entrevistador.

Aplicar tips de PNL o de interrogatorios policiales, de si “se tocó la oreja”, “miró hacia la derecha”, “se tocó la nariz”, “movió los pies” y así un montón de situaciones que parecen iluminadoras para el Entrevistador que ya se está haciendo una imagen del candidato (suponiendo que sepa exactamente lo que significa cada movimiento y no sea cosa que se confunda de significado) me parecen que son incompletas y que de saberse, el candidato, que le mirarán todos esos detalles, creo que tendrá temor hasta de cómo sentarse, colocar las manos, etc.

Lo importante es que la entrevista sea un espacio, realmente, ameno y no, un tribunal de examen.

El entrevistador de por sí, tiene el poder. Tiene el poder de la información de conocer a la empresa, ya que en algunos avisos no aparece el nombre de la empresa que solicita; de conocer los términos del salario que está dispuesto a abonar la empresa y sin embargo el candidato muchas veces tiene que ser un equilibrista en fijar una “remuneración pretendida”; de la Cultura de la empresa y de decidir quién se queda y quién, no. Y, también, que desconoce casi todo del Entrevistador.

Es decir, que la entrevista ya comienza con una situación dispar, que en muchos casos, se percibe claramente.

Este tema, me viene dando vueltas en la cabeza, de pensar en otro tipo de Entrevistas laborales, en la que el candidato sea la estrella, que esté centrado en sus competencias, de que pueda demostrar sus conocimientos, aptitudes y actitudes en una charla en la que ambos tienen para ganar:

– El Entrevistador de conocer al candidato

-El candidato de que sus preguntas sean respondidas y tenga una mejor perspectiva del empleo, de la empresa, de la Cultura, de las tareas a realizar, etc. 

Para evitar que este post se haga muy extenso, te invito a leer el siguiente post, que fue el disparador de esta reflexión. Las entrevistas laborales bajo la lupa I ¿Me seguís?

Imagen: Google

Entrevistas “online”

“Las entrevistas Online ya están aquí. Son parte del proceso de selección y el rechazo ( por parte del entrevistador o del entrevistado) a llevarlas a cabo, puede ser un filtro para el mismo proceso.”

Talento IT

Este post podria subtitularse “Tú, y tu entrevista ONLINE” parafraseando al muchacho de los comerciales de OpenEnglish.

En mi caso hago entrevistas “online” desde 2009 cuando mi escritorio se mudó a 1700 kms de la ciudad para la que desarrollo +90% de mi labor profesional. Luego, con el tiempo, la misma modalidad se expandió a procesos de selección para todo el país.

La Patagonia no tiene buenos proveedores de Internet (no podemos ni llamar provisión de acceso a Internet a lo que nos proveen en ciudades que no llegamos a los 15mil habitantes, tenemos los “pares que sobran” en otras centrales, pagamos por contratos por servicios que ya desde la firma la empresa sabía que no iba a brindar).

En ese marco pareciera que el condicionante de mantener una amena charla (voz, video) utilizando Skype o alguna otra herramienta acorde fuera un poco utópico. Pero no lo…

Ver la entrada original 578 palabras más