Como pisadas en la arena

 

pisadas-arena
pixabay.com

Siempre me gustó y me gusta hacerme, cada tanto, preguntas acerca de “cómo va siendo mi vida”.

Y me di cuenta de las ¡tantas (re)definiciones que tuve que hacer en mi vida! Algunas más pensadas otras, “la vida” me llevó porque era lo más urgente o lo posible de llevar a cabo.

A veces vamos siendo como COMO PISADAS EN LA ARENA, sin un rumbo, sin objetivos unificadores. Vamos sin un plan.

Hace un tiempo que vengo dando vueltas a si tomo un estudio superior para especializarme en Docencia o en alguna práctica de mi profesión y lo que encuentro, siempre, son estudios “programados” en función de los contenidos afines que generalmente son para aplicar a determinados puestos de trabajo o funciones. Pero no terminaron de convencerme ninguno de ellos y pensaba… ¿por qué?

Porque ninguno encajaba –en cuanto al trabajo que vengo haciendo, ni los tiempos ni las experiencias con las que cuento– para aumentar mis conocimientos.

En realidad lo que necesitaba(o) era armar como un rompecabezas mi propio “Máster”, “Especialidad” o el nombre que quiera darle.

No debo ser la única a la que le pasan estas situaciones. Algunos terminan por subsumirse a una Plan estructurado de estudios para que “ese” contenido determine el trabajo que podés  realizar y eso genera “perfiles profesionales” para ser “empleables” y está todo bien para quienes se sientan cómodos así…no es mi caso.

Así como no es cierto, como solemos escuchar, “el tren pasa una sola vez”… cada tanto hay que volver a definir estudios y rumbos de trabajo. Esto, a veces lo consultamos con otras personas o lo hacemos en soledad.

Ambos son válidos e importantes pero es esencial que la decisión la tomemos nosotras/os, sin influencias externas y sin pecar de romántica ni cursi…es necesario “escuchar al corazón”, a esa vocecita que tantas veces callamos.

Todos deberíamos trazar un proyecto laboral o trayectoria (tentativa) ni bien tengamos conciencia de que para “trabajar en lo que te gusta” es necesario PLANIFICAR para que pasados los años nuestra trayectoria no se convierta en un paisaje “COMO PISADAS EN LA ARENA”.

Algunos encajan en lo que ya hay pero otras/os somos como Beatrice Prior en los “Divergentes”, cada uno puede armar su propia profesión. 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s