Las entrevistas laborales bajo la lupa I

entrevistaHace tiempo ya, que vengo pensando que las sugerencias, consejos y must sobre las entrevistas son “poses”, en algunas más que otras, que el candidato debe aprender para sortear ese momento y salir bien parado. Es como “me pedís esto” y, yo hago que lo tengo. Dejando de lado la espontaneidad (no es lo mismo que improvisación)  por temor a cómo lo verían y que no agrade al Entrevistador.

Aplicar tips de PNL o de interrogatorios policiales, de si “se tocó la oreja”, “miró hacia la derecha”, “se tocó la nariz”, “movió los pies” y así un montón de situaciones que parecen iluminadoras para el Entrevistador que ya se está haciendo una imagen del candidato (suponiendo que sepa exactamente lo que significa cada movimiento y no sea cosa que se confunda de significado) me parecen que son incompletas y que de saberse, el candidato, que le mirarán todos esos detalles, creo que tendrá temor hasta de cómo sentarse, colocar las manos, etc.

Lo importante es que la entrevista sea un espacio, realmente, ameno y no, un tribunal de examen.

El entrevistador de por sí, tiene el poder. Tiene el poder de la información de conocer a la empresa, ya que en algunos avisos no aparece el nombre de la empresa que solicita; de conocer los términos del salario que está dispuesto a abonar la empresa y sin embargo el candidato muchas veces tiene que ser un equilibrista en fijar una “remuneración pretendida”; de la Cultura de la empresa y de decidir quién se queda y quién, no. Y, también, que desconoce casi todo del Entrevistador.

Es decir, que la entrevista ya comienza con una situación dispar, que en muchos casos, se percibe claramente.

Este tema, me viene dando vueltas en la cabeza, de pensar en otro tipo de Entrevistas laborales, en la que el candidato sea la estrella, que esté centrado en sus competencias, de que pueda demostrar sus conocimientos, aptitudes y actitudes en una charla en la que ambos tienen para ganar:

– El Entrevistador de conocer al candidato

-El candidato de que sus preguntas sean respondidas y tenga una mejor perspectiva del empleo, de la empresa, de la Cultura, de las tareas a realizar, etc. 

Para evitar que este post se haga muy extenso, te invito a leer el siguiente post, que fue el disparador de esta reflexión. Las entrevistas laborales bajo la lupa I ¿Me seguís?

Imagen: Google

Anuncios

Entrevista laboral: ¿Cómo me visto? Segunda parte

Ahora el turno de los hombres.

Lo primero que se debe hacer, es averiguar sobre la empresa y el puesto para el cual uno se presenta, de manera de tener una idea de cómo vestirse para la entrevista laboral.

En el sitio web Excite en “vestirse para una entrevista de trabajo”  se proponen situaciones y algunas sugerencias en cuanto a la vestimenta a tener  en cuenta a la hora de acudir a una entrevista de trabajo.

Sigue leyendo “Entrevista laboral: ¿Cómo me visto? Segunda parte”

Entrevista laboral: ¿Cómo me visto? Primera parte

Hay una frase que dice “La primera impresión es la que cuenta”. Pensemos cuando nos presentan a una persona por primera vez. De esa primera impresión, podemos  aventurar según nuestra percepción, cómo es esa persona. 

Con respecto a la primera entrevista del proceso de selección también sucede lo mismo.

La importancia de la primera impresión es porque no hay una segunda oportunidad de dar una primera impresión.

Sigue leyendo “Entrevista laboral: ¿Cómo me visto? Primera parte”